BIENVENIDOS...

ImageChef.com - Custom comment codes for MySpace, Hi5, Friendster and more donde los Garabatos
van
dejando una huella...

viernes, 10 de diciembre de 2010

Mañana lo sabrás...








La lámpara extinguió su resplandor.
En el suelo esparcidas
yacen las astillas de mi corazón.
Los aromas alucinógenos y alucinantes,
anuncian un largo viaje.
No te llegarán cartas,
ni fotos, ni postales.
No sé aún donde iré.
No sé aún donde estaré.
No sé aún donde acabaré.
No llevo equipaje,
ya no necesito
flores secas, envueltas en celofán,
pequeños sourvenirs de errantes exilios.
Mi huella se perderá
entre las olas burbujeantes.
El reloj no volverá a marcar el paso del tiempo,
porque no lo habrá.
La mano no temblará y acertaré,
el disparo atronará.
Las pastillas esparcidas en el pequeño plato,
esperan, junto al vaso con agua.
No tengo auto para reclinarme en un asiento
dejando que duerma lentamente.

Quizás algún día en una charla me nombres,
sin querer, y un chorro de recuerdos
recuperen la memoria,
anudando la garganta.

Probablemente dentro de mucho
nos volvamos a encontrar, libres.

Ojalá tenga valor!
Mañana lo sabrás…



Dibujo: ©Ana M. Piñol Urgellés



Safe Creative #1012108043611

lunes, 6 de diciembre de 2010

VOLÉ



Me enseñaste a volar.
Me crecieron alas.
Volé…
Como Cóndor sobre montañas.
Como Gaviota sobre océanos.
Con mis plumas acaricie tu cuerpo,
y volé…

Como Ave Fénix resurgí de cenizas
una y otra vez.
Desplumada, chamuscada,
acurrucada intentando recuperarme.
Al final siempre lo conseguí.

Me enseñaste a volar.
Me crecieron alas.
Volé…
Nunca me dijiste
que el vuelo más difícil,
mas largo, sería el volver a llegar a ti.

Replegué mis alas,
me volví a acurrucar,
esperando una señal,
una mínima mueca,
una sonrisa,
una palabra.
Me enseñaste a volar.
Me crecieron alas.
Ya no vuelo…




Safe Creative #1012068013365

lunes, 29 de noviembre de 2010

Película








El carrete de film giraba,
mientras la luz blanca
proyectaba su haz en la pantalla.

Quieta, inmóvil,
asistía desde mi butaca
al murmullo silencioso de la última palabra.

Reconstruí escenas,
tomas, palabras,
diálogos incompletos,
música inconclusa.
Inciertos trozos de recuerdos
deshilachados de una memoria marchita.

Desfilaron secuencialmente
sobre las azules imágenes de pasado,
fundiéndose en blancos luminosos
para acabar sucumbiendo
en las brasas candentes
de las llamas rojas del presente.

Pero solo quedaba la última palabra

FIN


















Safe Creative #1011147852024

domingo, 14 de noviembre de 2010

CANDILEJAS





Candilejas
luminosas,
de un día,
de otro,
de más de dos.


Candilejas
de carcajadas,
caricias mezcladas,
mientras desfilabas
insomne en mí.


Candilejas
mundos atrapados
sólo por espacios,
cubiertos de neón.


Candilejas
inútiles en el recuerdo
donde sólo quedaron
las notas del arpegio
que no llegaste a concluir.


Candilejas
que se apagaron
como las luces
que ya no iluminan.


Candilejas
que dejaron
el sabor amargo
de un nuevo fracaso.



Safe Creative #1011147852055











martes, 21 de septiembre de 2010

Primaveras (Vinchas en el pelo)



El tiempo pasa y nos vamos poniendo viejos...
A veces sin darnos cuenta, como sin querer.
De estar sentados en ronda en un 21 de Septiembre (que por milagro no llueve) entre flores de mil colores, vinchas en las frentes, mas que en los cabellos, en un parque atiborrado de tanta gente que como nosotros,
llevó la guitarra y las ganas de un pic-nic para el alma,
mas que para el estomago,
aquel otro que llevó aquel pasa-discos (súper moderno, a pilas)
y en la bajada de la Plaza Francia un coro de millones de voces
se van uniendo en canciones y risas,
mientras algunos artesanos aprovechando,
van pasando collares de mostacillas, anillos y aros de alpaca,
y entre espirales de alambre prendidos en el aire,
nuestra vida corre con las utopías recién florecidas de una nueva primavera......

Han pasado tantos años!!!.... Como 30 primaveras o más desde entonces.....
Pero algunas cosas siguen igual. Vinchas en el pelo....la bajada de la Plaza Francia.....

Los artesanos volvieron a llenarla después de tiempo. aunque no los mismos....
Algunos también hoy llevan sus guitarras. pero no las mismas.
Y nosotros? Dónde estamos?
En una primavera a punto de comenzar,
pero no es 21 de septiembre, será 21 de marzo,
ya no tenemos mil voces para cantar,
ni hilamos mostacillas de colores,
ni fabricamos espirales con hilos de alpaca,
ni pintamos signos de la paz,
ni nos lanzamos en ovillo cuesta abajo por el pasto de Plaza Francia,
porque aquí no hay plaza Francia,
ni plaza con pasto, ni pic-nic para el alma.
De aquellas utopías recién florecidas,
de primavera solo quedan algunas flores secas guardadas en celofán,
en libros, que muy de tanto en tanto, abrimos, solo para recordar, masoquistamente aquellos viejos tiempos.

El tiempo pasa, nos pasa, se nos acumula en cada surco,
nos revuelca por los ojos su inexorable reloj de arena,
para demostrarnos que ya nos vamos poniendo viejos.....




Safe Creative #1009217400817

viernes, 27 de agosto de 2010

El viejo Teatro











El escenario, esa caja cuadrada, negra, estaba a oscuras, vacía, fría, un silencio sepulcral reinaba, sólo la luz mortecina de los escalones de la sala iluminaban el ambiente.

Unos pasos calmos, rítmicos, crujían el espacio, una figura indefinida emergió entre las bambalinas, como resucitando de una antigua película, un piloto color beige de doble abotonadura, cuello levantado, el cinturón marcando la figura, zapatos de taco alto y medias negras, un pequeño sombrerito de lluvia y unos anteojos negros; las manos en los bolsillos y bajo uno de los brazos una cartera tipo sobre negra; caminó despacio, sin ninguna prisa, sintió bajo sus pies, cada centímetro de ese suelo negro, crujiente y hueco del escenario. Su mirada no sé donde estaba; en que infinito mundo navegaba, no podía verla.

El recorrido duró unos minutos, seguramente segundos; se detuvo casi llegando al proscenio y su cuerpo fue girando milimétricamente en l80º.

Buscando en los entre-telones, de telas negras, raídas a jirones por los mitológicos ecos del pasado, las cenizas de los aplausos irremediablemente gastados.

Un frío recorrió su columna en la soledad silenciosa del viejo teatro.

Durante unos instantes detuvo su cuerpo evocando en su mente un recuerdo que no le producía daño; era un polvoriento y caluroso ensayo en donde una voz se convertía en sentimiento, palabras frases, llenaban de sonidos imaginarios el silencio real de la sala.

Él bañaba con fina lluvia de su esperma el cuerpo urgente, de la musa de pechos turgentes, mientras de su boca salía a borbotones su sexo de aullidos.

Ella lo ignoraba inmersa en una orgía subterránea de fantasías cósmicas.

Mientras aquel director vouyerista, desde la butaca de pana roja, en el centro de la sala vacía, se masturbaba imaginándose un orgasmo infinito con la musa de cabellos azabaches y ojos de salvaje deseo.

En que recuerdo habrá anclado su mente cuando levantó su rostro, como iluminada por el resplandor de una proyección sin pantalla, hacia el vidrio roto de la cabina de sonido.

¿Qué antiguo personaje se habrá apoderado de su mente y su cuerpo?

¿Qué poderosa fuerza la impulsó hacia el costado buscando el abrigo del telón apolillado?

¿Qué sombra del pasado se habrá reflejado en el marco de la puerta de entrada?

Qué imán tan poderoso la habrá llevado a descender los tres escalones del escenario, para perderse escaleras arriba, sin volver ni siquiera la mirada atrás y partir, fragmentada en las esquirlas del pasado, perdiéndose inevitablemente dentro de su propio vacío, frío, silencioso escenario negro de la vida.




Safe Creative #1008277160921

miércoles, 25 de agosto de 2010

Me perdí




Me perdí, entre las palabras no dichas,
entre los abrazos no abrazados,
entre los besos no besados,
entre los sueños soñados.


Me perdí, buscándote entre la nube de recuerdos,
camine madrugadas, atardeceres, noches enteras,
sin embargo no te encontré.


Me perdí, quizás algún día vuelva a encontrarme
Fotografía:©Ana M. Piñol


Safe Creative #1008257146907

martes, 10 de agosto de 2010

Quiero enredar esta noche




Quiero enredar esta noche,
entre las sábanas de seda negra,
mi cuerpo en tu cuerpo,
amanecer mirando el cielo
entre estrellas que se apagan
y el sol guiñándole el ojo a la luna.

Quiero sentir en cada pliegue de mi cuerpo
el recorrido de tu boca,
vibrar con cada minúscula caricia,
hamacarme entre tu mirada y tu sonrisa.

Quiero tenerte esta noche,
como en aquellas,
que de pronto revoloteaban
pájaros contra los cristales,
o en las que jugamos a inventar hábitos,
pero tenerte esta noche sería lo más importante,
y que no te fueras cuando clareará el día.











Safe Creative #1008107019085

sábado, 24 de julio de 2010

Te Camino Buenos Aires





Camino por las calles rotas.
Hundo mis pies en los pozos embarrados.
Esquivo montículos de tierra.
Caigo entre maderas, insostenibles
en los bordes de precipicios entubados.
Cruzo calles, entre avalanchas
de motores funcionando.
Sobrevivo al serpenteo de una moto,
que a la turbulencia de su paso,
roza el ruedo de mi abrigo.
A pesar que mi pie resbala
en el borde de la acera aceitosa,
logro aterrizar en la vereda de enfrente.
Y nuevamente sigo el camino.

Si esto fuese el relato de una ciudad
bombardeada por una guerra;
sería lógico, normal; pero ésta ciudad,
no ha pasado guerra,
no hubo bombas.
Literalmente hablando.

Sin embargo mis pies cansados
ya de recorrer por casi cinco décadas,
las mismas baldosas, pisoteando
basura, barro y cemento,
viendo como la destrucción
va sembrando el rumbo.
Buscando calles que ya no son calles,
ni desde el nombre, que ya no está,
ni de aquellos lugares que albergaban
las risas, nuestras risas;
adolescentes de pasado,
utópicas de futuro.

Sólo queda algún que otro bastión
sobreviviente de la modernización.
Algún monumento empinado hacia el cielo,
cortando en dos, como cuchilla filosa en el aire,
la ruta incesante de un centro,
que cada vez nos invade más, ahogándonos;
y hoy, todavía no preguntamos ¿Para que está?

Entre medio de la vorágine,
nos llevamos por delante
o nos lleva por arrastre del costado
derecho o izquierdo;
en esa lucha constante de supervivencia selvática
por mantener a flote un barco
que navega sobre zancos
apoyados en arenosos y rocosos fondos.

Así como camino las calles,
recorro nuestra vida,
apasionada de ilusiones,
superviviente de utopías,
no del todo enterradas,
entre baldosas flojas
y carteles de neón.

Entre mesas de bares,
que recordamos nostálgicos,
sentados ahora en “peceras”
luminosas de caños y fórmicas
o en los no menos lumínicos
infantiles y adolescentes,
yankeelizadas hamburgueserías.

Dónde fueron a parar
aquellos pintores, escritores,
actores, músicos, que merodeaban
la noche, de bar en bar,
esperando las seis de la mañana
para ir a comprar los bollos de grasa,
recién horneados, calientes y crujientes
a la panadería al lado del San Martín.

¿Qué se hizo del viejo violinista?
que tocaba por monedas,
y después te pagaba el sanwich de mortadela.


Porqué se perdieron las librerías
abiertas hasta la madrugada,
con mesas repletas,
en donde leíamos los libros
que no podíamos comprar,
cuando todavía no existían las fotocopiadoras
y mucho menos la computadora.

En que viejo anticuario, del Mercado de las Pulgas,
habrá ido a parar aquella vitrola,
con los discos de rock, que sonaba con monedas.

¿Habrá publicado su libro,
aquel que nos leía sus poemas en La Paz?

¿Habrá vendido el cuadro del cisne
sobre el piso embaldosado en blanco y negro,
aquel pintor del Taller de las Artes?

Aquel que llevaba la guitarra colgada en la espalda,
como ahora llevan las mochilas,
¿Habrá logrado editar su disco?

Y de todos los sueños y proyectos
en grandes teatros de la calle Corrientes,
¿Cuántos lo habremos realizado?







Safe Creative #1007246907048

martes, 6 de julio de 2010

Busco un Hombre


Yo ya no busco,
no quiero hombres que me atrapen en su ego.
Yo busco ahora uno que sea la calma.
Que no tenga que sentir
que el mundo se acaba sólo en él.

Sólo quiero un hombre, sencillo y cálido.
Un hombre que no esté en la vidriera de la vida,
uno que en el refugio de la noche
me lleve por los mares de placer
y en las tardes, me tome la mano
para remontar juntos el camino de regreso.
Quiero un hombre que en las mañanas me sirva la luz.

Un hombre que con sólo mirarlo
sepa que le digo que lo amo.
Un hombre que cuando pase a mi lado me ame.
Un hombre al que no necesite explicarle,
que la nube de tristeza
que empaña mis ojos cansados,
no es por él, sino por el pasado.
Por los acantilados rocosos
de Faros en el Fin del Mundo.

Busco un hombre, quizás ya no lo encuentre.
Quizás haya llegado tarde.
Pero no renunciaré a un hombre, que me ame.



Fotografía: ILYA RASHAP

Safe Creative #1007066748555

miércoles, 30 de junio de 2010

Cuando logres llegar a mí








Cuando logres llegar a mí.
Cuando logres atravesar
por alguna de las grietas
de mi caparazón.


Cuando logres entrar en mí.
Cuando descubras lo que hay dentro mío.
Cuando consigas descubrirme.
Cuando encuentres mi alma desnuda.
Cuando la recorras, como geografía,
de una punta a la otra.


Cuando te instales en un recodo,
esperando un amanecer,
o tal vez un ocaso.
Cuando no encuentres sombras.
Cuando descubras las incógnitas
remotas de infinitos amaneceres,
lejanos como el faro del fin del mundo.


Cuando los silencios
estén poblados de mil palabras.
Cuando las miradas
no necesiten explicaciones.
Cuando tu mano
acaricie un cuerpo
y él se abra como primavera.
Cuando tu lengua
resbale en rio caudaloso
entre mis recovecos.
Cuando tu boca
succione la mía
y las dos se pierdan
entre las geografías.
Cuando entre la piel
y el alma no haya frontera,
ni tuya, ni mía,
será el instante
que habremos descubierto,
los ocultos misterios
que llevamos dentro.


Cuando logres llegar a mí,
mientras tanto, solo sabremos
lo que permitimos que asome
por fuera del caparazón.









Safe Creative #1006306704696

miércoles, 23 de junio de 2010

ATENEA


Atenea lucha contra Deméter,
sobreviviendo a Perséfone;
arrastrando a Hera
contra Artemisa,
para renacer en Afrodita,
integra y viva,
en los pliegues sutiles
de mi desnudez.





Safe Creative #1006176619274



lunes, 21 de junio de 2010

Afrodita renace


Afrodita renace en mi piel,
cada primavera que el sol calienta.
Sucumbiendo inconsciente
a la sensualidad de tu recuerdo;
vivo, presente,
atento, penetrante,
recorriendo el espacio
mágico de los cuerpos.



Safe Creative #1006176619304

jueves, 17 de junio de 2010

AFRODITA



Débil, frágil, volátil,
como hoja que lleva la tormenta.
Así te sumerges insomne,
Desnuda de mitológicas
trasmutaciones,
sobreviviente de ancestrales guerras.
Nutriendo intuitivamente el deseo.
Complaciente del jugo
eyaculante de las entrañas.
Despertando así,
a tu Diosa dormida.
Afrodita interior.





Safe Creative #1006176619304

miércoles, 12 de mayo de 2010

Corrientes


Eres tú, esa
la que nunca duerme.
Buenos Aires, amaneciendo.
En el arrullo susurrante
de los noctámbulos errantes.

Eres tú, esa
la que nos cobija
en el calor de los carteles de neón,
en el canto de los violines,
de las guitarras trasnochadas,
de las filosofías de café,
discutidas y hasta peleadas
en los bares tradicionales.

Eres tú, esa
la que alberga
diferentes generaciones,
con una sola meta
“La ilusión”.
Con un solo tiempo
“El de los sueños”.

Eres tú, esa
la que el tango
te puso número, 348,
para amparar el amor.

Eres tú, esa
la que hace años
era angosta
y el progreso te transformo.

Eres tú, esa
la que el poeta nombra,
la que el cantor entona,
con guardaespaldas al centro,
mirando el cielo de punta.




Safe Creative #1005126277564

sábado, 8 de mayo de 2010

PALOMA DE LA PAZ



Para mi medico,
Para mi amigo,
Para mi padre,
para mi hermano
Para RICARDO KATZ



¡Paloma de la PAZ!
Que haz tomado rumbo
Hacia esa estrella sin fin.

¡Paloma Blanca!
Gigante de los cielos,
Luminosa estrella
Que marcas mi camino hacia ti.
¡Paloma de la PAZ!
¡Mensajera de AMOR!
¡Paloma blanca!
Olivo en flor.

¡Paloma de la PAZ!
¡Paloma blanca!
¡Paloma gris! …
¡Paloma…!
Jamás podremos olvidar
Quienes te hemos visto volar,
Tu dulce mensaje de amor.

Podremos quizás ver,
En el cielo volar,
Palomas parecidas,
Mas nunca, ninguna,
Podrá semejarse a ti.



Safe Creative #1005086223380

miércoles, 28 de abril de 2010

Recuerdos de Infancia II: Granito de Arroz


Quizás algunas aun lo recuerden o quizás esto les reviva aquellas antiguas épocas.

Épocas de despreocupada alegría, donde las grandes preocupaciones que nos aquejaban era si fulanita o menganita era o no “nuestra mejor amiga”, si conseguíamos aquella “FIGU” difícil, eran épocas en las que ni siquiera pensábamos en si aquel chico o el otro que nos gustaba nos miraba o no.

Eran épocas en que jugar con muñecas era lo mas normal, y para algunas (solo dos) jugábamos por horas a la “Estancia”, Estancia y no Estanciero, juego que solo nosotras encontrábamos diversión, pues ninguna otra se había entusiasmado con el mismo.

Eran esas épocas en las que un grupo de compañeras del colegio se nos dio por fundar “UN CLUB”…..para eso, (porque éramos terriblemente organizadas) hicimos un estatuto, reglas importantísimas para poder acceder a ser socias del mismo, éramos muy democráticas y por eso elegimos, previa campaña, a la presidenta, vice-,tesorera y todos los cargos necesarios para el funcionamiento.

Cuando estábamos con los pasos previos tuvimos grandes debates hasta decidir el nombre y el elegido fue:



“Granito de Arroz”



Las reuniones se celebraban los sábados a la tarde, y rotábamos el lugar, claro que no demasiado pues las casas elegidas y ofrecidas eran la de Alicia y la de Silvia, claro que ambas Vivian en el mismo edificio con diferencia de tres pisos.

En esas tardes de sábado charlábamos, jugábamos, cambiábamos figus de brillantes, que llevábamos como grandes tesoros dentro de las hojas de algún libro, generalmente de la colección Robin Hood, también tomábamos el te o merienda con las cosas que cada una había llevado.

Pero no solo nos dedicábamos a jugar, éramos muy solidarias, así que organizábamos Kermeses para recaudar fondos para las obras misionales del colegio.

Todo esto ocurrió hasta más o menos los 10 años, después la vida nos fue llevando por otros caminos.

Hoy han pasado varios 10 años bajo los puentes de todas aquellas nenas que formamos aquel “CLUB GRANITO DE ARROZ”, yo aun lo recuerdo con una sonrisa espero que a alguna otra le pase lo mismo.



Algunas de las que conformábamos aquella época: Alicia, Ana Mª, Mª Silvia, Gugui, Mónica, varias otras, y obviamente yo.





Safe Creative #1004286133772

martes, 13 de abril de 2010

UNA PRIMAVERA




La primavera volvió al calendario.
Pero sólo allí ha llegado.
El cielo sigue gris,
los árboles no han brotado,
las flores no apuntan sus aromas.
Sigue siendo otoño.

Tu figura no se vislumbra
en el marco de la puerta,
como en otra primavera.

Tus palabras se ahogan,
en el ancho mar
que nos separa.


Tu sonrisa se pierde
vaya a saber en qué.
Tu mirada, clara,
no mira el mar.
Yo prácticamente
ya me he consumido,
esperando …
lo que no llega.

Esperando …
Una Primavera.


Fotografías Ana M. Piñol



Safe Creative #1004135992741

viernes, 26 de marzo de 2010

TSUNAMI



La orilla bañada
por la suave espuma
de las olas.

Las caracolas
anidando en la arena.

El murmullo susurrante
de las sirenas,
meciendo los rayos del sol,
en acompasado vaivén.

Mi mirada atravesando
el infinito horizonte,
en busca de tus ojos.

Las botellas echadas al mar
con mensajes sin respuesta.

La tibieza de las tardes de primavera.
El recuerdo de tu mano,
acariciando mi cuerpo.

Todo forma parte de otro tiempo.

Hoy, en este otoño,
cargado de hojas secas,
el cielo se convirtió
en un manto negro.

El sol se escapo,
asustado, entre las nubes.
Las sirenas estrangularon
su canto, buscando refugio
vaya a saber en que gruta oculta.

El vaivén suave de las olas
se convirtió en bramido insurgente,
desde las profundidades,
elevándose en masa,
cubriendo el horizonte,
avanzando, rauda y decidida,
arrasando la playa
y cuanto en ella había.


Sólo duro unos minutos.
Fueron suficientes.
La desolación fue el resultado.

Camine por la orilla
buscando reconocerla
pero ya nada había de aquella.

Esquirlas de caracolas
se amontonaban en la arena.
Astillas de maderos,
de viejas naves destruidas,
yacían enterradas.
Infinidad de trozos de vidrios,
de antiguas botellas,
morían esparcidos;
no habían mensajes.

Esforcé mi mirada
en el horizonte.
¡Juro que te busqué!
Pero no te encontré.
Pensé si valía la pena
volver a reconstruirla.

La orilla, Mi orilla,
ya no podrá ser lo que era.

El tsunami se llevó
todo el amor que te dí.

Fotografias: Ana M. Piñol


Safe Creative #1003225811887


lunes, 22 de marzo de 2010

Pañuelos Blancos

En este 34º Aniversario mi permanente Memoria viva.



Pañuelos Blancos.
Símbolo de lucha,
trabajo y dolor.

Pañuelos Blancos.
Caminos de búsqueda,
ejemplos de AMOR.

Pañuelos Blancos.
En el cielo celeste
de mi PATRIA multicolor.

Pañuelos blancos.
Madres de mi corazón,
tus hijos te besan,
desde donde estén.





Safe Creative #1003225811825

martes, 16 de febrero de 2010

Crónica del Carnaval de Vilanova i la Geltrú

CRÓNICA CARNAVAL 2004

VILANOVA I LA GELTRÚ-BARCELONA-ESPAÑA

video

Primer acto: Día 19 de Febrero de 2004
“MERENGADA”

Merengues: Ingredientes: Clara de Huevo
Azúcar
Preparación: Batir las claras de huevo, agregar en lluvia el azúcar
hasta conseguir punto merengue.
Colocar en pilotines.
Llevar a horno.

Esta seria la receta propiamente dicha de algo, que diríamos común de hacer y comer.
Pero.... siempre hay un pero, éste, aquí es el uso que se les da a tan rico postre.
O sea, pocos son los que comen los merengues, en la forma sacrosanta y tradicional.
¿Qué hacen entonces? Sería la pregunta.
Pues la respuesta es: Tirarlo.
Sí tirarlo, unos a otros y otros a uno.
Una guerra blanca, como emulando las heladas y blancas de nieve.
Gente de todo tipo sin distinción de edad, sexo, religión o raza, armada de mangas del dulce elemento y protegidas, las más previsoras, con capas de lluvia, rompe-vientos o similares, otros a cuerpo de rey.
Obviamente la dulce y pegajosa sustancia pasa por las cabezas, cuerpos, hasta desembocar indefectiblemente en las aceras y calles.
No conformes con lanzarse el blanco elemento, algunos continúan con el componente del mismo o sea: huevos, otros con un sustituto también níveo aunque no tan dulce, que es la crema de afeitar.
Así es como después de tan solo media hora de comenzar, intentar caminar por las calles se convierte en una verdadera e intrépida odisea espacial, en donde el recuerdo de Neil Amstrong, se hace patente cuando en aquel 1969 intentaba caminar en la inexplorada luna; los pies se pegan al suelo y con un gran esfuerzo intentamos caminar, el calzado, si permanecemos mas de medio segundo en el mismo sitio nos puede convertir en estatuas.



Segundo acto: Día 21 de Febrero de 2004

“ SÁBADO DE CARNAVAL”

Disfraces: Hadas, príncipes, brujas, diablos, monjas, zanahorias, con trajes tradicionales o modernos,
más elaborados o menos, en solitario o en grupo, o sea varios disfrazados exactamente igual.
Desde (calculo a ojo) 4 meses a 80 y pico, en este caso la edad no es un impedimento.
En grupo familiar, de amistad o de nada.
Paseando de arriba abajo por la Rambla o las calles más céntricas, con fiestas en las calles de los diferentes barrios.
Este día la guerra no es tan empalagosa, se resume a papel picado. Kilos de papel picado, serpentinas, algunas de papel, pero las más de frascos de aerosol de diferentes colores y con esto comienza a realizarse la pasta en las calles.
O sea la receta de este día es: papel picado, aerosol de serpentina, con el toque obviamente que aun quedan rastros del merengue del jueves.
Para completar y adornar esta preparación, el toque romántico del día; una de las comparsas, iban todos y todas vestidos de blanco con camisones sacados de los baúles de las abuelas o bisabuelas en los mejores casos, y con atadillos colgando del brazo y de él sacaban para arrojar a su paso, manotadas de plumitas blancas que regaban el aire primero y la gente después y por último la calle de una capa blanca; momento en que algunos alérgicos a las plumas producían sonoros estornudos que no podían ser tapados por los sones de bombos, trompetas y platillos que atronaban el aire intentando semejar música.



Tercer Acto: Día 22 de febrero de 20004

Domingo de Carnaval: Día del “CARAMEL” o Comparsas

9 de la mañana.


Si hoy pensabas descansar de la semana durmiendo hasta el mediodía, estas equivocado.
A esa hora ya están la infinidad de comparsas “bailando” por las calles con la “música” acompañando los saltos de las parejas que del brazo, en fila de dos, con el color y atuendo elegido en absoluta uniformidad en el caso de los hombres y con los resplandecientes y coloridos mantones en el de las mujeres, con adornos de claveles rojos y blancos en las cabezas, se desplazan arriba y abajo por una calle y otra, arrojando esta vez a su paso un dulce elemento: caramelos.
¡Ayy, qué lindo!!!¡ Ayy, que rico!!!¡Ayy, que colorido!!!
Sí, siempre y cuando él que lo tirara no tuviera demasiada fuerza o puntería como para embocarte uno en el ojo, en la nariz, en el medio de la cabeza o en cualquier otra parte del cuerpo.
Los negocios evidentemente previsores, habían resguardado sus vidrieras del ataque con gruesos cartones.
Para completar esta guerra de caramelos esta la otra parte, la de los que miran el paso de estas comparsas, los que reciben la lluvia de caramelos, contentos, alegres, divertidos y munidos de bolsas de supermercado, changuitos de compras, o cualquier otro elemento que les permita poner la “cosecha”, pues no importa tampoco en este caso la edad, ni la condición física o sea hasta con muletas o bastones en personas de alguna edad, se agachan y levantan en un ejercicio gimnástico para recoger y guardar los multicolores dulces.
Media hora después como a las 9 y media o quizás 10 ya las bolsas están llenas, así que de algún bolsillo o de la cartera sale otra, no quiero pensar al final cuantos kilos llevaran a sus casas.
Esto también me hace reflexionar que éste debe ser el motivo por el que después durante el año no se ven caramelos, se hartan de comerlos en carnaval y tienen guardados para el resto del año.
La gran caramelada, por así decirle, se realiza en la PlaÇa de laVila, donde las diferentes comparsas van desfilando y allí esta la gran guerra de las comparsas al publico y del publico a las comparsas.
La fiesta sigue todo el día con almuerzos y bailes.
Las calles, los bares, restaurants sufren en cierta forma el resultado de tanto caramelo y dulce, pues el caramelo pisado se lleva en los zapatos y va quedando todo empastado.

Resumiendo estos días: Merengue, huevos, espuma de afeitar, papel picado, serpentina de aerosol, plumas, caramelos, mezclamos todo, trituramos y empastamos toda una ciudad con sus habitantes incluidos.
¡¡¡¡¡Y que viva el carnaval!!!!!


Ahora esperaremos a que llegue el día de la sardina o entierro del carnaval.



(Aunque esta Crónica fue escrita en mi Primer Carnaval en Vilanova, en 2004, mantiene absoluta vigencia, salvando que este año no llovió, aunque ha hecho muchisimo frio.)


Video : ©Ana M. Piñol


http://creativecommons.org/ns#" rel="cc:license">Safe Creative #1002165532364